• Suite Soprano
  • Sala Moon
  • Grupos
  • Público

Crónica y fotos por Álex Montero
Edición de fotografía por Adriana Vermelho

El pasado viernes 14 de noviembre tuvo lugar en la santiaguesa Sala Moon el concierto del grupo Suite Soprano, conjunto formado por el ciudadrealeño Sule B y los madrileños Juancho Marqués y Dj Kaplan a los platos.

Pisaban tierras gallegas fruto de la gira presentación de su nuevo y flamante disco, “Domenica”, con el que están girando por casi toda España. Para esta ocasión en la capital gallega, se vieron bien acompañados por grupos locales y de alrededores como Da Ria Player, Digo Diego, Crespo, Lopes, y Didaco & J. ODT.

Bajo la típica noche santiaguesa de noviembre (lluvia y más lluvia) nos dejamos caer por una Sala Moon en la que sin cumplirse apenas la hora de inicio programada, la cantidad de gente por allí agolpada ya hacía presagiar que algo gordo iba a cocerse allí dentro.

El reloj marcaba las 22:30 cuando hizo acto de presencia Garolo, mc asturiano que haría de speaker durante toda la noche cantándose algún que otro tema entre los cambios de actuaciones, sin duda una buena idea para amenizar esas esperas entre grupo y grupo que a veces se hacen eternas.

Recién llegados desde Boiro aterrizaron en el escenario Da Ria Player, que con Dj Neil a los platos se encargaron de calentar la sala durante la media hora que duró su actuación, donde despacharon temas de su grupo y algún que otro de la última mixtape de Neo, “Dicen por la Ría”. Además contaron con la presencia de un invitado de lujo, Arce, que pasaba por allí, y aprovechó para soltarse “Toke de queda”, tema que da título a su último disco.

Eran las 23 y ese era el momento de Crespo, reciente fichaje del colectivo La Utopía del Norte,  que pese a no estar anunciado en el cartel, fue incluido a última hora a modo de sorpresa. El artista vigués dejó con la boca abierta a muchos de los asistentes debido a la potencia y versatilidad de su voz, y mediante la casi media hora de showcase de la que dispuso, creó un muy buen ambiente en una sala que comenzaba llenarse gracias a su reggae tan característico con temas como “Alabanza a la Balanza” y  “Cruzando Babilonia”, que empezó sentado en el suelo para darle ese toque de familiaridad y de sintonía con el público que tanto gusta.

Turno ahora de Digo Diego, artista santiagués perteneciente al colectivo Digital Hustlers, que perfectamente acompañado por Binnie Crint defendió con soltura su último y esperado trabajo, que lleva por título “Out”, así como algún que otro tema más antiguo como “No es un día gris”, y con tiempo para que el bueno de Binnie también se soltara algún track. Un show divertido con el que conectó rápidamente con el público y que cerró con “Esas ganas”, donde demostró la capacidad de su voz llegando a los tonos más agudos que el estribillo del tema exige, ”y sin autotune, como dicen algunos por youtube”, bromeaba el compostelano.

Llegábamos a la medianoche en una sala en la que ya costaba hacerse un hueco en las primeras filas, cuando Lopes se adueñó del escenario con un corista de lujo, que no era otro que el coruñés Hard. “Vírgenes de oro”, “Fe” y “Place one”, de su reciente trabajo “16H de Plaza” fueron unos de los temas que se cantó el de Camariñas.

Cerraron el show poniendo la sala patas arriba gracias a la colaboración de Arce, que no dudó en volver a subirse al escenario para cantarse junto a Hard “Galiza Underground”, colaboración perteneciente al último trabajo del coruñés cuyo clip, estrenado hace apenas un mes, supera ya el medio millón de visitas en youtube.

Mientras Dj Webo entraba en escena para montar todo su equipo, Arce se encargó de seguir calentando la sala mediante a capellas de temas de su nuevo disco y atreviéndose incluso a cantar el himno del Barça.

Con todo en orden, Webo dio el OK para que un veterano de la escena compostelana como Dídaco, miembro del disuelto 504, pisara el escenario junto a otras de las voces más en forma de la noche santiaguesa como es J. ODT.

Durante  más de media hora de show presentaron un directo muy hardcore, demostrando que un rap más 90 y de competición sigue en plena forma pese a la oleada de nuevos estilos que estamos escuchando últimamente. Así J. ODT conectó perfectamente con una sala completamente llena a base de temazos de su último trabajo “Madrugada intensa”, y Didaco no se quedó atrás tirando de temas míticos por todos coreados como “Snake Doc Didac”.

Tuvieron tiempo también para soltarse unos frees de muy buen nivel, con un J. ODT reivindicando la poca cultura musical que hay ahora mismo entre los chavales (“Cómo hay gente que no conoce a Ol´Dirty Bastard aquí” preguntaba desesperado) y Didaco levantando algún que otro aplauso recordando el taconazo de Nolito o los goles de Larrivey en su genial free. Acabaron con todos los colegas sobre el escenario, mientras el bueno de J se dejaba la voz con su “Track 4”.

Tras el buen sabor de boca que nos habían dejado los compostelanos, llegaba el momento más esperado de la noche: la actuación de Suite Soprano. Con una sala en la que ya costaba moverse, el bueno de Dj Kaplan empezó a hacerse ver para montar todo el chiringuito con la ayuda de Dj Webo que aún andaba por allí. El reloj pasa casi media hora de la una de la madrugada, y tras solventar algún que otro problema con el sonido, Kaplan probaba que todo iba bien con “Reason”, de Spooky Black, que ayudó a crear la atmósfera previa a la salida de los sopranos.

La voz infantil de Franck, protagonista del film “D´amore si vive” que pone voz a la intro de su último y éxitoso largo,  “Domenica”, fue el pistoletazo de salida para la aparición de los dos sopranos, ante un público que no podía hacer más que enloquecer, sobre todo en las primeras filas.

Empezaron fuerte con uno de los hits del disco, “Lunedi”, track protagonista además de un genial clip con la gente de 128 Films. “Sabor a nada”, “Wow”,  y “La larga marcha” (en la que colabora Kaplan, que no dudó en coger el micro para cantarse su cacho) fueran las siguientes, para después acordarse también de temas de su excelente álbum debut “Nada más lejos” como “Ayer y mañana”.

Sin duda, Suite Soprano es uno de los grupos que más está sonando en el panorama español, gracias a una mezcla de rimas elegantes, juegos de palabras, metáforas y  mucha carga emocional  en las letras, todo ello con ese toque de calle y  barrio que tanto los caracteriza, y este “Domenica” es el máximo exponente de ello. Unas bases suaves, que ayudan a crear una gran atmósfera y de las que tiene buena culpa ElHombreviento, encargado de producir buena parte de sus trabajos.

Continuaron el show con “Tainted”, “Como hemos cambiado” con el público cantando al dedillo la parte del chucho Tutto Vale, aprovecharon para anunciar el próximo clip de su movido track “Internacional” y se acordaron también de su compañero de fatigas Cheb Rubën con “Triclinio” y “Lejos del cielo”, en la cuál, como viene siendo habitual en sus directos, el gentío volvió a demostrar lo mucho que escucha este grupo recitando al unísono la parte de Rubën.

Y todo lo bueno se acaba, y ellos lo hiceron de manera magistral con otro de sus classics, “Por los siglos”, teniendo incluso que retomar el micrófono tras un amago de abandono con “Blue baby blue” poniendo así punto final a una actuación más que correcta en la que lograron emocionar al respetable.