• Fluzo
  • Público
  • Sala

Crónica y fotos por Paspi

El pasado viernes 24 de Mayo nos dábamos lugar en el Pub Ultramarinos para asistir al concierto del grupo santiagués Fluzo. El grupo formado por Hevi (Cantante; perteneciente al grupo Malándromeda) y Javi (Dj, miembro del Dúo Cobra) nos dejaban entrada más un 7’’ con dos temas de su nuevo trabajo “Lastre e Oleada” por solo 7€, la verdad un precio muy bueno si aún eres amante el formato físico.

El concierto empezó sobre las once de la noche con un pleno en asistencia. Una intro de banda sonora de videojuego grabada en pletina nos abría las puertas de lo que sería el gran concierto llevado a cabo por el grupo. La intro fue cogiendo fuerza hasta crear una amalgama de sonidos y en medio de un caos de sonidos 8 bytes se empezaba a escuchar una base funk, para que Hevi bajase las escaleras y empezase el concierto con “Cheiras Funky” pero con un sabor más funk -valga la redundancia-. Fluzo estaba in da chousa y todo el público respondió ya desde el primer momento. A continuación siguieron con un tema de su anterior trabajo “Polaroids” –con foto polaroid del público incluida– donde Hevi no dudó en bajarse de la tarima para iniciar un pogo con el público de las primeras filas. Después de estos dos temas de su anterior trabajo, editado en 2010 y con el título homónimo, los compostelanos daban paso a un tema nuevo, una balada con una instrumental de corte más ambiental y simple que lo editado hasta el momento. El título de esta balada es “Os pelos da cona”, para continuar con otro tema de su anterior trabajo. Mientras duró este tema vivimos una clara demostración de que el concierto no era playback, cuando Javi tropezó con un jack y la instrumental se vino abajo dejando a Hevi únicamente con su voz. No hay fallo, the show must go on, y los Fluzo lo saben.

Otro tema más sin editar y Hevi nos demostró que no tenía miedo a las alturas subiéndose a un ventanal encima de Javi para interpretar el ya mítico “Mundo Verde” que todo el mundo coreó. Después de este clásico, se abrió paso a un tema “semi-nuevo” -que ya llevan tocando un tiempo pero está sin editar- de título “Madrugada Italiana”, con una instrumental oscura y scratches agresivos. “Paul Naschy” “Dous secretas” donde Hevi se volvió a lanzar al público. Nada más subir al escenario, Javi soltó un ritmo “smoke on the water” para continuar con “Amiga Conductor”, “Medicación” y una salida apoteósica de entre medio de la gente armados con una especie de mini-amplis de cinturón, un bajo artesanal de tres cuerdas con un sonido parecido al de un fuzz y una especie de instrumento de viento hasta la puerta, donde continuaron con un tema en medio de la calle ante el estupor de todo el mundo que paseaba a esas horas por Casas Reais.

Brutal concierto de Fluzo, que con su electrónica experimental, con pizcas de psicodelia y toques de sintetizadores de los 60 innombrables, sumadas a sus letras impecables nos hizo volar a todos los asistentes durante la escasa hora -digo escasa porque se hizo muy corto y ameno- que duró el concierto. Ese toque lo-fi de cassette que nos llevan de la mano a una multitud de atmósferas diferentes (sexo, amores, fiestas, reflexiones más intimistas, etc) donde una amalgama de sonidos, con ese sabor de los primeros discos de Kraftwerk, y esa naturalidad de ambos componentes te transporta a vivir la experiencia Fluzo -que puedes seguir en tu casa comprando el físico-, que podríamos tildar de space-rap.